¿Qué son los pijos?


Los que fuimos jóvenes en los 80 sabemos perfectamente lo que son los pijos. Sobran las explicaciones. Sobran, porque yo ya no tengo estómago para volver sobre ciertos temas. Pero si por tu juventud no llegaste a conocerlos, nada, echa un vistazo a los videos, ilústrate, y, si procede, espelúznate.

Y si te parece algo normal, tal vez seas una versión moderna de ellos. Allá tú. Nadie es perfecto... menos los pijos.

(Banda sonora: Money - David Guetta)

11 comentarios:

acolostico dijo...

o sea, o sea, sabes pavo, o sea, ya ves, nooo...

manu dijo...

Tú también, Bruto, hijo mío :P

Anna dijo...

Los que fuimos jóvenes en los 80 sabemos perfectamente lo que son los pijos.

Que jo sàpiga no són un fenòmen exclusiu dels 80. No en conec gaires en persona, però jo diria que encara existeixen...


Ara m'ha vingut al cap l'acudit aquell de "Com li diuen al mar els pijos?"

"Tutxuro par l'asnupy, kfort.."

manu dijo...

Tutxuro par l'asnupy, kfort..
:)

Arturo dijo...

Los sigue habiendo. Los actuales van de enrrollados y contraculturales y dicen cosas - escuchado en el cercanias- como "Mama dejame cien euros que voy a salir". Hay una variante neo-hippie que como son tan naturales empujan a todo el mundo y hacen cosas como abrir las bocas de riego en los parques al mediodia en agosto,para hacerse fotos bailando entre los surtidores( y si las plantas se cuecen que se jodan, o sea), alguna bronca gorda he tenido con ellos por eso.
Se les reconoce por su absoluta incapacidad de tolerar la frustacion - hacer cola no es para ellos- lo caro de su ropa- los vaqueros de cien euros como ropa de diario- y su invocación de la autoridad familiar en apuros.
El pasado Hallowen,por ejemplo, provocaron destrozos por valor de cuatro mil euros en un Insituto de Villalba.¿La reaccion de los padres?Chiquilladas. Que lo reponga el ministerio que para eso pagan impuestos. Un buen puñado ejercen de graffiteros.
Una cosa buena de la crisis es que estos muchachos y muchachas van camino de darse de bruces con la realidad.

manu dijo...

La palabra "libertad" en boca de según quién, especialmente de esos niñatos que solo exigen derechos, pero se niegan a asumir la menor responsabilidad, da asco.

Ojalá se den de morros con la realidad y, si se tercia, alguno se rompa los morros... será una buena escuela para la vida "de verdad".

Marta dijo...

O sea, no, ka fort... m'han tret el tu txuru par l'asnupi... osea, molt fort tu

manu dijo...

Pero qué tenéis contra esa alegre y sana muchachada, ossssea...

Señor Insustancial dijo...

Yo quisiera ponderar, en plan Fraga Iribarne: Los pijos son una mierda, una mierda humana pinchada en un palo siendo comida por las moscas.

Eso en plan buen rollo.

Un abrazo.

manu dijo...

Pero mierda de marca y perfumada, ¿eh? Que todavía hay clases...

Anónimo dijo...

Ja,ja,ja,ja,ja, ha quedado claro que los pijos se dedican a hacer el idiota siempre, y dependen del mercado absolutamente, no saben hacer nada por si mismos. Después existen los ricos de toda la vida, que suelen ser mas espabilados.