¿Odio Barcelona?

Aunque no compartí la visión del panorama musical ofrecida por Loquillo, ni otras opiniones suyas, leo una columna suya en El Periódico con la que, parcialmente, me adhiero. He aquí la parte del texto que puedo suscribir hasta la última coma:
Somos muchos los barceloneses que sentimos un hartazgo de la situación que vive la ciudad, del pensamiento secuestrado, del silencio de las mentes críticas, de la especulación urbanística, de la reconstrucción de Barcelona a favor de turistas, de que se borren nuestras señas de identidad, de la cultura diseñada en los despachos del ayuntamiento, de ser la botiga del món, de perroflautas tocando los bongos, de ciclistas que se creen superiores y ocupan nuestras aceras, de festivales subvencionados frente al cierre de locales de música en vivo, de parques de cemento sin un jodido árbol, de farolas imposibles, de diseñadores iluminados, de eslóganes colgantes... de por qué tenemos que ser todos progres.

Podría añadir algo más, pero creo que el párrafo anterior pone bastante bien los puntos sobre las íes. Eso sí, nunca podré odiar a Barcelona. Sin embargo, vaya por delante mi desprecio a todos los implicados en la pérdida de rumbo y de valores de nuestra querida ciudad: políticos, asesores, constructores, tertulianos, gente cool, perroflautas...

A todo esa pandilla, que os den.

(Banda sonora: We're From Barcelona - I'm From Barcelona)

4 comentarios:

acolostico dijo...

Parte de las quejas las asumo, y las hago mías... Pero, no todas, y no el tono, lo siento. Este señor era de mi barrio, y cuando los vientos soplaban a su favor, bien barcelonés que era, luego cambiaron los aires y el se fue de la ciudad... SIgue siendo su ciudad? SUpongo que sí, pero es de lo sque tienen poder para marcar tendencia y no para abandonar el barco, en cierto sentido...

En fin, puta ciudad, nunca nos tiene contentos pero no podemos abandonarla. Es una bastarda que muta, y no sabemos quién controla la mutación...

Solo un dato que miraba en las estadísticas oficiales del ayuntamiento el otro día: 2007 Barcelona 19% de gente no nacida en España, en Ciutat Vella 49%. La ciudad muta, y si la ciudad la hacen sus habitantes, más vale hacerse a la idea que nunca será lo que fue...

Por cierto en el 2007 en Barcelona había 6 apatridas...

Regresaremos y veremos que nos encontramos, dichosa ciudad...

Ale un comment-post.

Anna dijo...

I malgrat tot quan voltes pels “puestus” tens la sensació que a Barcelona es viu bé...

I ens queixem molt...però...??? Potser ens hem de començar a plantejar fer alguna cosa més que queixar-nos: o ignores i t’ho tires a l’esquena, o intentes modificar alguna cosa....

(ho diu una que no està ni empadronada aquí... La fugida sempre apunt, per si de cas... ;-)


Regresaremos y veremos que nos encontramos, dichosa ciudad...

Respiri fondo...i que sigui lleu...

manu dijo...

Podemos ser barceloneses aunque vivamos en la Conchichina, igual que los de Bilbao nacen donde quieren. Cierto es que viviendo en San Sebastian, dedicarse a dar lecciones, pues bueno...

A mí tampoco me va el mesianismo ni aquellos que reniegan cuando se les acaba el chollo, caso también de Boadella, que ahora reniega de todo lo catalán para vivir de las generosas subvenciones de Doña Espe, la "inmortal".

El problema de las mutaciones es que son incontrolables.

Entre otras cosas te encontroras los "famosos abetos metálicos", por obra y gracia de la jipijapiflower ;-)

manu dijo...

o intentes modificar alguna cosa
Com? Cada cop més gent em diu que no pensa votar...