Quiero votar a Ariel Santamaría


La culpa la tiene Anna. Me invitó al facebook ese y, mira tú por donde, veo que hay una plataforma pro Ariel Santamaría alcalde de Reus. Cabeza de la Coordinadora Reusenca Independent (CORI), saltó a la fama por recoger su acta de concejal vestido de Elvis. Personaje singular que lleva por la calle de la amargura a los partidos "tradicionales" en su ciudad, regala algunos titulares llamativos a la prensa. Posiblemente no me hubiera fijado si no fuera que recordé la noticia de su última iniciativa: promover la venta de un número de la lotería de Navidad con el sueldo de la secretaria del Alcalde: 79.903.

Entonces saltó el clic del seguro con el que tengo amarrada a la neurona. Vi la luz. Tengo que votar a este buen hombre. Pero, desgraciadamente, no vivo en Reus. ¿Le votaría realmente? Sí. Estoy cansado de los políticos actuales. Soy un desencantado, hastiado con todos estos profesionales del buenvivir de la política, sin ideales, sin principios, con el único objetivo de medrar y no dar un palo al agua en su vida. ¿Exagero? Ahí van algunos ejemplos, seguro que vosotros conocéis otros.

El presidente del Parlament catalán, presuntamente de izquierdas y republicano (o eso dice él), ojito, se gasta 9.276 euros en equipar su vehículo oficial con extras como un televisor. ¡Ole, campeón! Sus excusas posteriores todavía causan más vergüenza ajena que el propio gasto. Ojo al dato, hay otros todavía peores que él, como Gallardón. Más. Los parlamentarios gallegos dicen que triplican sus gastos de telefonía y asesores en solo tres años. El nepotismo no está pasado sino que es presente. Concejales corruptos. PNV y BNG apoyan los presupuestos del PSOE por "responsabilidad", después de asegurarse 150 millones de euros para "lo suyo". Un eurodiputado de una localidad costera del norte de Barcelona se pasea por allí con limusina para presumir ante sus vecinos, ¡con las banderitas en el coche, como si fuera un embajador! Esta claro, esa gente no es trigo limpio y, por si fuera poco, son una pandilla de absentistas y de vagos.

Usando las palabras de un compañero, el andamiaje político es un "teatrillo", un decorado de espectáculo de variedades, con luces deslumbrantes y sonido atronador. Pero cuando se apaga la parafernalia no queda nada. Ellos dicen que representan al pueblo, cuando en realidad nos usan y abusan de nosotros. Poco hemos avanzado desde aquello de "todo para el pueblo, pero sin el pueblo". El despotismo ilustrado deviene despotismo digitalizado. El homo ya no es sapiens, sino videns. Parece que hemos bajado los brazos, convencidos que nada puede cambiar y nosotros no podemos hacer nada. ¿Y pensar? Para qué, ya están los medios de comunicación y los de arriba para darnos masticadito lo que tenemos que pensar... por nuestro bien, claro.

Lo siento, no trago a los políticos. De hecho, desde que volví de la mili, no soporto ningún tipo de autoridad. Y así me va, por supuesto. Esos mismos "sujetos y sujetas" que recomiendan que todos viajemos en transporte público, el mismo que ellos jamás usan. Que ahorremos por el bien del planeta y de nuestro bolsillo, cuando estamos hartos de ver el alumbrado público encendido a plena luz del día. Que largan que se sacrifican por la sociedad al dedicarse a la "res publica", y cobran esos megasueldos más gastos pagados, mientras en este país los mileuristas son legión. Se les llena la boca de bonita palabrería, y a la hora de la verdad se limitan -como meros robots- a apretar el botón del voto que les indica su dirección. ¿Y a toda esta gentuza, del partido que sea, le tengo que reír las gracias, hacer reverencias genuflexas? ¡Anda ya!

Sí, el problema es general. De derechas e izquierdas, de los grandes partidos y también de los pequeños, sobre todo cuando rozan el poder. Hay que mantener una estructura: sedes sociales, empleados, marketing, enchufados. Un Leviatan que necesita de muchos medios para avanzar, que excreta ideales a medida que va creciendo. Sí, soy un descreído, a las pruebas me remito. Ya, la democracia es el menos malo de los sistemas políticos y tal y tal. Si no votas cada cuatro años luego no te quejes. Bien, que cada uno piense lo que quiera.

Ya, que Santamaría es un payaso. Pues por lo menos hace reír. Los políticos de verdad se toman demasiado en serio, carecen de sentido de humor, lo cual puede ser indicativo de que son personajes que se tienen en tan alta estima que se creen por encima de los simples mortales. Los profesionales saben muy poco de la realidad, tal vez porque muchos de ellos -de tan "profesionales" de la política que son- jamás han trabajado en la empresa privada, han tenido que pelear por salir adelante, ignoran cuáles son los problemas diarios de la gente normal.

Ya, que las propuestas de Santamaría pueden ser absurdas. Absurdas son las decisiones que toman a diario muchos políticos. Si preguntaran a la gente de la calle, si tuvieran un poquito de sentido común, tal vez no meterían la pata como lo hacen. Pero, claro, es por nuestro bien, pues somos una pandilla de patanes desagradecidos, que no sabemos de la misa la media. Fijaos si seremos ignorantes, que debido a la crisis que ellos han contribuido a crear, sacan la cartera para ayudar a los bancos, y no a nosotros, esas benéficas entidades que financian sus campañas.

Amigo Ariel, dado que no puedo mudarme a Reus, ¿no has pensado en clonarte? De buen rollo, nen. Por favor, ¿alguien se anima a montar el COBI en Barcelona o el COL'HI en L'Hospitalet?


(Esta es otra opción política, un pelín más radical)

(Banda sonora: Witches! Witches! Rest Now In The Fire - Get Well Soon)

6 comentarios:

acolostico dijo...

Hoy no tocaba hablar de Obama?

El Ariel cada 15 días o así en Versió 1 de RAC1, donde los postulan para president de la Gene...

manu dijo...

Felicidades Obama, viva el mundo libre, el capitalismo y tal y tal.

No, yo hoy no hablo del Obama, entre otras cosas porque como no puedo votarlo me preocupa más lo que me afecta directamente y en donde nosotros podemos incidir un poquito.

¿Ariel presi de la Gene? ¡Me apunto!

Anna dijo...

La culpa la tiene Anna.

Eeeeehhh!!!! Protesto!!!!!
Si home...
Si ets tan irresponsable de fer cas dels meus suggeriments i/o invitacions allà tu...
jo no vull responsabilitats (i menys polítiques).

Jo cada cop tinc més clar que aconseguiran que deixi de votar.... i em sap greu...Però és així...
El panorama és desolador...

manu dijo...

No, no has de deixar de votar, has de votar a l'Ariel!

Juanma dijo...

Ariel ya ha dicho alguna que otra vez que en cuanto pueda abrirá franquicia en Barcelona, y la llamará COBI. :-)

¿Habéis visto alguno de sus mítines, cantando a lo Elvis, en pelota picada? :-)

Replicant dijo...

Jo crec que precissament per tot el que heu exposat...s'ha d'anar a votar per Bota-los tots dnas la rue!