¿Sin prioridades?

Leer el periódico suele dejarme un sabor agridulce. Sobre todo cuando veo noticias como la siguiente: "Yahoo elimina el portal en catalán que pagó la Generalitat". Resumiendo, 600.000 euros públicos, de nuestros impuestos, por el sumidero, perdón, a los bolsillos de una, otra, empresa privada.

Bien es cierto que la empresa alega que habrá acceso siempre que se personalice la página de inicio para que los cambios queden registrados. Pero ojo, lo más interesante viene cuando Yahoo dice que la vigencia del acuerdo era de un año. ¿Y por garantizar por un solo año ese portal en catalán se dilapidaron 100 millones de las antiguas pesetas? Lo siento, yo no lo entiendo. Como no lo veo claro me da por pensar mal.

Está claro que no había nada mejor en que gastar 600.000 euros. Debo dar gracias entonces porque mis padres se pagaran una mutua privada: ella pudo ponerse la prótesis de cadera y él operarse de las cataratas sin esperar en las listas de espera de nuestra amada sanidad, lo que podía haber traído funestas consecuencias para su salud. Gracias también por tener dinero ahorrado y poder pagar dos plazas de guardería privada porque en la segunda ciudad de Catalunya hasta hace cuatro días no había ninguna guardería pública. Cada uno puede encontrar sus propios ejemplos.

No estoy en contra de la difusión del catalán, no nos equivoquemos. Me opongo al despilfarro público, el verdadero cáncer de este país. Qué decir de los informes solicitados por diferentes Departaments de la Generalitat: o son unos inútiles o unos corruptos, así de claro. O de las subvenciones públicas no controladas en el "Caso Millet"; por cierto, otra muestra de la desvergüenza catalana: se empeñan en llamar irregularidades a lo que son delitos. Y no sigo con la actualidad porque me caliento.

Lo curioso es cuando te dicen que no hay dinero para dos plazas de transporte escolar, para acabar con los barracones en las escuelas, se eliminan plazas de pediatría u otras especialidades en los CAP, etc., etc., etc. y, en cambio, ves en lo que sí se gastan el dinero, nuestro dinero.

Ni siquiera la crisis evita que gasten hoy el dinero en chorradas en vez de en cosas más necesarias para el bien público. Es más fácil echar la culpa al "enemigo exterior", o sea, la entelequia conocida como Madrid, que admitir su reconocida incompetencia, tanto los de antes como los de ahora.

Y mientras vigilamos la ventana dejamos la casa sin hacer. Así nos luce el pelo.

(Banda sonora: Per fer pais insultem en català - Estanislau Verdet)

8 comentarios:

acolostico dijo...

Hoy es el dia de Tijeras NO

que viene al caso de los gastos públicos.

Anna dijo...

País de pacotilla....

I maleït caràcter català, que així ens va (que les empreses se'ns rifen, home!), Això d'anar pagant pq les empreses facin coses en català o es quedin aquí, pq al cap d'un temps marxin... No veig jo que sigui una bona via...

I el "Cas Millet" traspassa els límits de la vergonya . Tremenda certa "burgesia catalana" o "societat civil" o com carai en vulguin dir...

Però clar, en el moment en que en un debat parlamentari es deixa anar allò de "vostès tenen un problema i no passs res...
(i Manu, aquí la sanitat pública "funciona"...No és broma...en altres llocs la cosa és molt pitjor...)

manu dijo...

El enlace de aldea irreductible no chuta.
Ja, tienen el morro de decir que no baja la inversión en I+D y le meten un tajo también de no te menees. Politicuchos.

La societat civil aquesta sempre m'ha fet fàstic. Colla d'endollats, lladregots de coll blanc, etc.
Funciona la sanitat, però les llistes d'espera són quilomètriques, tot i el que digui la Geli i la Trini.

rodericus2009 dijo...

Sobre el tema de lo informes inutiles, Manu, hay que hacer una aclaración.
Suele ser una fachada para pagar otros servicios que no entran en los presupuestos, y esto dificilmente se puede demostrar, pero es reál, he sido testigo por motivos profesionales.
A sabér que gastos reales se han cubierto.
Lo que me cabrea del caso Millet, es que ahora salen voces diciendo que hace tiempo que se sabia todo esto y más, hasta historias de vicios privados.Si realmente alguien lo sabia,¿porqué no hubo denuncia al juzgado de guardia?.Al fín y al cabo ha sido una inspección de la agencia tributaria la que ha descubierto
el pastél.
Portada del diario "Avuí" : "Millet, la verguenza de Cataluña".Será la verguenza de su familia, porque yo soy ciudadano catalán y no siento ninguna verguenza.
Empiezo a sentirme cansado de la pose de victimismo Catalán, de echarle la culpa de todos los males a la meseta.
Los problemas los tenemos aquí, y es aquí donde hemos de empezar a resolverlos.Estoy harto de los que invocando el patriotismo me vacian la cartera, y me dejan solo y en ayunas.

manu dijo...

Los informes de la Gene, como Gürtel en Valencia, etc., etc. parece un sistema -más o menos cutre o sofisticado, dependiendo de si te pillan o no- de meter la mano en el cazo por parte de los partidos y sus aledaños.

Sí, todo el mundo de dentro parece que lo sabía, o eso dicen ahora, y nadie movió un dedo. Son ellos quienes, en todo caso, deberían avergonzarse.

El problema, como casi siempre, estriba en la asunción de responsabilidades. Si lo fácil a todos los niveles, es echar la culpa al otro, lo mismo hacen los políticos casposos. Pero como todos están metidos en el mismo ajo, dicen que la culpa de todo está a 600km. para tapar sus pobres miserias.

Marta dijo...

Seré breve: País!
(cualquier otra cosa se resume en el comentario anterior...)

rodericus2009 dijo...

Pués creo que va siendo hora de que la sociedad civíl empecemos a buscar soluciones.
No puede ser que nos limitemos a votár ( ó no ) cada cuatro años, eso no es una democracia funcionál.
Hay que recordar que a los politicos corruptos el la Roma Republicana se les despeñaba desde la roca Tarpeya, estaba justo enfrente del senado, y cuando se ejecutaba la sentencia, se abrian las puertas para que los senadores
la contemplasen.
En la Grecia clásica, existia el "ostracismo", pena de destierro para estos indeseables.
En EEUU el Sr. Madoff posiblemente acabará su vida en la prisión.
Y aquí, esta gentuza seguramente saldrán bién librados y posiblemente escribirán unas memorias que algún editor publicará pagandoselas muy bién.
Me dán ganas de haerme apátrida.

manu dijo...

Yo me he hecho de la república independiente de mi casa (com permiso de los plastas de Ikea). Ese país me gusta un poco más.

Estamos en una partitocracia, que no una democracia. Y eso tiene muy mala solución.