El arte del buen gusto

En este blog uno de mis memes favoritos es decir que soy un paleto. Probablemente porque lo soy. Hay cosas que no entiendo, otras que no me gustan aunque gocen del favor de la gente cool, me decanto por las cosas más sencillas. Vamos, un ignorante de tomo y lomo.

Leí tiempo ha, deprisa y corriendo, como casi siempre, que un museo belga había sacado de un almacén polvoriento un Murillo cuando el experto de turno les certificó su autenticidad. No lo entiendo. Si ese cuadro lo firmo yo es una obra intrascendente, sin valor artístico, ligeramente por encima de una cagada de paloma. En cambio, lo firma un pintor famoso ¡et voilà! donde antes había mierda el cuadro se convierte en arte. ¿Pero no es el mismo cuadro, sea quien sea su autor? ¿O lo que le da valor (económico, que es lo que cuenta) es la firma y no la presunta y supuesta calidad pictórica? ¿No hay mucho de bluf y de especulación en el mercado del arte?

Ahora, en Bristol -cuna de Bansky- decidirán en un referendo virtual si se borra o se salva un grafiti antes de borrarlo. Hablamos de grafitis de cierto nivel, obviamente, pues el ayuntamiento recibió la del pulpo cuando unos operarios borraron un Bansky a brochazos (valorado en 115.000.- euros). Los tildaron de analfabetos, talibanes, etc. Es obvio que es fácilmente manipulable cualquier votación realizada a través de una web, pero resulta que los grafitis atraen turismo a Bristol, de manera que no es plan cargarse sin más a la gallina de los huevos de oro.

Lo peculiar es la opinión de Brian Sewell, crítico de arte de los UK, escandalizado por tal iniciativa: "El público no sabe distinguir lo que es bueno de lo que es malo. Es una locura que esta ciudad se guíe por la opinión de personas que no saben nada sobre arte. No importa que les guste o no". Así que ese buen hombre opina que hay más paletos a parte de mí. No importa lo que le guste a la gente, ¿entonces qué importa? ¿Solo lo que nos diga la minoría elegida de los que sí saben? Pues tengo un problema: me fastidia sobremanera que me digan lo que tengo que pensar, lo que me tiene que gustar, hasta lo que tengo que hacer.

A veces pienso que los paletos somos los verdaderos culpables de la decadencia espiritual de Occidente.

(Banda sonora: Without You - Empire of the Sun)

6 comentarios:

acolostico dijo...

Esos son los expertos que dan los premios, no?

Eso no quita que ciertas decisiones tengan que ser populares, tampoco. El peligro de la mayoría ovejuna...

El camino de enmedio como siempre debería ser...

Anna dijo...

El mercat de l'art... Apassionant...i incomprensible... (sobretot a partir de segons quines xifres...)

I el gust artístic és tan personal... El meu criteri sempre és el mateix: si m'agrada a mi, el que diguin els demès... ( amb perdó...)

rodericus2009 dijo...

Esa sensación que tienes de no entender el arte moderno, la comparto.
Cuando ví un cuadro de Tapies que consistia en unos calzoncillos de algodón cutres y con "raya" pegados en un lienzo con unos brochazos alrededor, se me escaparon unos comentarios tan atroces, que desde entonces han puesto mi fotografia en la entrada de la Fundación Tapies prohibiendome terminantemente el acceso.
Oficialmente soy un paleto, y peligrosamente irreverente con los padres de la "cultureta".
Picasso fué un genio, de eso no tenemos duda, pero una véz se le escapó un comentario bastante ilustrativo :"Pinto una mierda de cuadro, lo vendo y me compro una casa".
Esto lo define todo, con el problema añadido de que la politica de este país necesita genios de la cultura, y si no los hay, los fabrica.

manu dijo...

Expertos, en fin... Justo lo hablábamos esta mañana, siempre o nos pasamos o no llegamos. Qué difícil es alcanzar el punto medio.

El més important, sí, és que t'agradi. Sobretot si després has de pagar un pasta per l'invent artístic.

El problema consiste en que no acabo de distinguir entre cierto arte moderno y el negocio puro y duro. Es una gran engañifa, alimentada por unos cuantos culturetas, que se montan el rollo de promotores culturales, subvenciones aquí y allá, y a seguir inflando la burbuja.

Marta dijo...

Jo com l'Anna, el que m'agrada m'agrada i el que no, pos no... per molt que em diguin

Marta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.