La curva de la (in)felicidad

¿Diferencia entre 25 y 35? ¿10? No…

(clickar para ampliar la imagen)

La felicidad que proporcionan los tacos de jamón y la cerveza, por poner un ejemplo, es inversamente proporcional a la infelicidad que se instala en forma de barriga.

(Duele… Tanta cruda realidad mostrada en una viñeta, duele… A mí me ha dolido…)

(Banda sonora: Deceptacon - Le Tigre)

6 comentarios:

acolostico dijo...

ese bigotillo, eso si que es malo...

La curva de la felicidad no me preocupa.

Grom el Único dijo...

Pues, curiosa y totalmente en serio, yo tengo mejor tipo (refiriéndome al físico, quiero decir; no es que esté diciendo "tengo a alguien mejor" en lengua apache) a los casi 37 añazos que con los 25.

También me estoy replanteando si tengo algún parásito dentro, claro...

Anna dijo...

ese bigotillo, eso si que es malo...

Pues mira que vuelven... (la pregunta és pq???)

La curva de la felicidad no me preocupa.
No...a mi la curva tampoco...Me preocupan las curvas....o los desprendimientos tipo alud (aix...)

Grom, usted como el buen vino, ¿no?

También me estoy replanteando si tengo algún parásito dentro, claro...

Nada, nada...usted no se preocupe... (a no ser que le de por salir rollo Alien..)

Pepi Toria dijo...

Un bigotito bien llevado puede ser de gran utilidad, es un detector técnico buenísimo para no quemarse con el café o la sopa...

Grine dijo...

Ay, qué dura es la realidad. Y lo útil que sería que las cosas más ricas no engordaran...

Arturo dijo...

No sé si te has dado cuenta pero estabas citando al sabio Epicuro.