¡Viva la Semana Santa!

Como no podía ser de otra manera, yo sigo todas las festividades religiosas... siempre que sean fiesta laboral. Por eso, en aras de la multiculturalidad y el buenrrollismo, y en contra de la productividad y competitividad patrias, propongo solemnemente que se eleven -no a los altares- a festividad laboral las principales conmemoraciones religiosas del culto que sean.

No se trata de discriminar a nadie ahora, acabáramos. Ni de cuestionar las creencias de nadie. Y menos cuando se trata de algo tan sagrado como no dar un palo al agua en el curro.

Tira cómica de SMBC Comics.

(Banda sonora: No Lucifer - British Sea Power)

8 comentarios:

acolostico dijo...

Vacaciones pagadas eternes para mi, por favor, camareroooo...

Anna dijo...

Jo em conformaria amb tenir algunes de les festes que té tothom... aix...

(ostres...ara que ho penso, aquesta setmana en tinc alguna...ole, ole, ole!)

I hi etic d'acord: sha de celebrar tot el que sigui celebrable...No está el pati com per anar fent lletjos a les festes...

Marta dijo...

En què diu que s'ha de creure avui per no haver d'anar a treballar?? ;)

Grom el Único dijo...

Ah, claro, mire que Vd. qué listo! Y los que estamos en el paro, ¿qué? ¿Cómo se nos compensa el olor a incienso y los embotellamientos urbanos? ¿De qué nos sirven días vacacionales a los que no tenemos trabajo del que huir? Y lo que es más importante, ¿por qué si lo llaman Semana Santa sólo hay DOS días festivos? Preguntas, preguntas...

manu dijo...

Camarerorl, ¡otro de lo mismo!

Ai, uns tant i d'altres tan poc.

Avui és laborable, de manera que, creguis en el que creguis, has de pencar si no ets el jefe.

Si yo fuera listo no estaría aquí ahora. Espero que pronto cambie la situación y tengas curro que aborrecer ¡como Dios manda! Semana Santa pa'los religiosos y los niños que tienen vacaciones en el cole. Equiliquá.

Replicant dijo...

Hay que volver a ser niño..ellos tienen muuuchas vacaciones (hoy me ha venido uno a la consulta...de acompañante de su padre!!, 5 añitos...);).Viva la infancia!!

Arturo dijo...

Cuando oigo lo de tradición religiosa me acuerdo del cuento de Kafka:
los leopardos se meten en el templo y vuelcan el vino. El vino vuelve a ser colocado y los leopardos a tirarlo, se convierte en costumbre y luego en tradición.

manu dijo...

Algo falla cuando los niños quieren ser mayores y cuando lo son, quieren volver a ser niños.

Los leopardos deberían mostrar más respeto por el vino. Es para beberlo, no para jugar, rediez.