Elogio de lo pequeño

Vivir en una gran ciudad (de tamaño) no es un chollo. Padecemos contaminación ambiental y acústica, estamos en desventaja frente a los guiris, nos sablan con disparatados impuestos municipales (que en buena parte acaban disfrutando los guiris), perdemos un montón de tiempo en desplazamientos, los precios de la vivienda y los productos básicos son de lujo, etc., etc. Una maravilla, vamos, como Barcelona.

Visitando el pasado verano varias ciudades pequeñas, he vuelto a reafirmar mi opinión de que ese etéreo concepto conocido como "calidad de vida" se encuentra más y mejor allí que en las urbes mastodónticas. ¿Que echaría de menos qué? ¿La vida cultural? En fin, para lo poco que la disfruto me resulta indiferente. Por lo demás, cualquier ciudad de entre 20.000 y 50.000 habitantes tiene todos los servicios básicos. Ciudades un poco mayores cuentan también con diferentes universidades.

El problema, como siempre, es el dichoso trabajo. Eso sí, un trabajo en la misma ciudad, no a 25 km. Me gustaría vivir en una ciudad un poco más humana, de tamaño y estructura racionales, menos estresante, menos contenedor de personas. Una ciudad que se pudiera recorrer andando. En fin, por pedir que no quede, ¿verdad?

Sí, admiro a todos los que son capaces de hacer borrón y cuenta nueva, a empezar de cero. Esa fase ya la tengo superada. No aspiro a más de lo que tengo, pero tampoco me conformo con menos (y no es tanto, la verdad).


Os dejo. Me voy a sellar el boleto de la primitiva. La esperanza es lo último que se pierde, dicen.
(Banda sonora: Fine For Me - Layabouts)

9 comentarios:

acolostico dijo...

Quedar para tomar una cerveza con los colegas en 10 minutos...

Se echa de menos, si...

manu dijo...

Supongo que la perfección no existe... digan lo que digan los políticos.

La cuestión es sacar pegas a todo, no en vano es uno de los deportes nacionales.

Anna dijo...

Doncs jo agraeixo poder viure en una ciutat que em permet no tocar el cotxe duran tota la setmana…
(clar que cada 15 dies / 3 setmanes necessito anar a carregar piles a fora...això tb...)

I a Barcelona gairebé tot implica com a mínim mitja hora de desplaçament...(comprovat...)

manu dijo...

Mitja hora mínim només? Doncs això, res perfecte.

I no agraeixes els cines, els teatres, etc., perquè no pares ;-)

Anna dijo...

I no agraeixes els cines, els teatres, etc., perquè no pares ;-)

Serveis bàsics, serveis bàsics... :-P

Grom el Único dijo...

"cualquier ciudad de entre 20.000 y 50.000 habitantes tiene todos los servicios básicos"...

Vd. no ha vivido nunca en Algeciras, ¿verdad?

Que conste que le entiendo: pasé siete años de mi vida en Ciudad Gato - léase "Madrid", acabado en "d" aspirada - y me la impresión de que pasé más tiempo bajo tierra (en el metro) que un topo agorafóbico; pero le puedo asegurar que no cambio mi Vigo natal por nada del mundo, y eso que con la preñez de mi mujer tendremos menos vida social que Federico García Lorca (más que nada porque lleva muerto unos años...).

Afectadísimos y urbanitas saludos.

manu dijo...

Pues rectifico: cualquier ciudad "normal".

Hombre, Vigo tiene mar. Yo también lo eché de menos cuando estuve viviendo en Madrí.

Marta dijo...

Por las europas he descobert que los ~150000 habitantes te garantiza tener un poco de todo sin tener desplazamientos hipermegalargos

manu dijo...

A veces estamos más lejos de lo que parece de Uropa.